Alimentación recomendada para madres lactantes

La lactancia materna es un periodo en el que la mujer requiere de mayores requerimientos nutricionales y un aumento de la ingesta calórica, de unos 500 kcal. más al día, ya que afecta significativamente al volumen de leche y a su composición en nutrientes.

Las hormonas que intervienen en el proceso de la lactancia tienen un efecto beneficioso para la madre, así, la oxitocina que se secreta durante la succión facilita la recuperación del volumen normal del útero, la elevación de los niveles de prolactina después del parto provocan amenorrea en la madre, lo cual contribuye a alargar el tiempo de lactancia, un punto importante sobre la madre que lacta es que ayuda recuperar su peso habitual con mayor facilidad ya que la producción de leche requiere la utilización de las reservas grasas almacenadas durante el embarazo.

En términos generales, las mujeres lactantes producen entre 500 y 700 mililitros de leche al día, con un elevado valor energético y rico contenido de micronutrientes, lo que hace que tengan mayores requerimientos de energía que las mujeres no lactantes.

El consumo de proteínas es fundamental en este periodo y al menos el 50 % de las proteínas deben ser de alto valor biológico, además se recomienda consumir lípidos principalmente los que contengan omega 3, ya que los lactantes consiguen mejores resultados en las pruebas de evaluación neurológica.

Los micronutrientes como el hierro, el calcio y el yodo también son fundamentales para las mujeres durante la lactancia, el hierro se encuentra en alimentos como en las espinaca, las acelgas, las leguminosas, entre otros.

El calcio contribuye al mantenimiento de los huesos y su déficit puede aumentar el riesgo de osteoporosis en la madre los años posteriores, para ello se aconseja consumir alimentos ricos en calcio como el amaranto, el tofu, almendras, nueces, soya, lentejas, garbanzos, entre otros.

Para que el recién nacido mantenga niveles óptimos de hormonas tiroides, las mujeres lactantes deben consumir yodo, se encuentra principalmente en la sal, pero hay que tener mucho cuidado de no abusar de ella ya que puede traer otros problemas.

Los requerimientos de vitaminas, tanto liposolubles como hidrosolubles se van incrementando durante la lactancia, principalmente la vitamina A por su papel en el sistema inmunitario, en la visión y en la diferenciación celular, la vitamina A la podemos encontrar en vegetales de hoja verde, tomate, zanahoria, pimientos entre otros.

Las vitaminas hidrosolubles, las del grupo B, deben aumentarse entre un 30 y un 50% con respecto a una mujer adulta no lactante, se encuentran en alimentos como, vegetales de hoja verde, algunas frutas, leguminosas, cereales, entre otros.

El consumo de agua es muy importante ya que la leche materna contiene un 85-90% de agua lo que supone una ingesta diaria de 2 a 3 litros de agua al día.

Todas estas recomendaciones se cubren teniendo una alimentación suficiente y variada, es decir todos los días consumir frutas y verduras lo más variado posible, así como consumirlos algunos de estos alimentos crudos y con cascara ya que contienen más nutrientes. Los cereales consumirlos en su forma natural no procesados, como avena en hojuela entera, pan integral casero no Bimbo o industrializado por la carragenina y sus conservadores y consumir el amaranto por sus grandes propiedades.

 

 

Referencias
http://www.esteve.es/EsteveArchivos/dietoterapia/pdf/alimentacion_lactante.pdf
http://www.infosalus.com/mujer/noticia-debe-comer-madre-lactancia-bebe.HTML

 

Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 883 0904