¿Cómo podemos mantener los intestinos sanos?

Tanto el intestino delgado, como el grueso, cumplen funciones muy importantes como la absorción de nutrientes, además participan en la digestión de los macronutrientes como los hidratos de carbono, proteínas y grasas, y de los micronutrientes como las vitaminas y minerales. El intestino delgado se encarga de que estos nutrientes sean absorbidos por sus paredes y lleguen a la sangre y de ahí al resto de los órganos y tejidos, en el intestino grueso también se produce parte de la absorción de nutrientes gracias a sus bacterias, además da consistencia a las heces y las almacena hasta el momento adecuado para la evacuación, por lo que nos ayuda a tener una adecuada digestión.

Alimentos beneficiosos para los intestinos

-Verduras: son alimentos adecuados para las bacterias ya que ayudan a los intestinos a su buen funcionamiento de la flora intestinal, especialmente: la lechuga, puerros, cebolla, ajos, espárragos.

Fibra: una dieta baja en fibra puede favorecer la aparición de estreñimiento y de unos intestinos ‘perezosos’. Contienen fibra las frutas, verduras y especialmente los cereales integrales.

Probióticos: se encuentran en algunas verduras fermentadas o bien tomar suplementos si nuestra flora intestinal está débil o dañada.

Aceite de oliva extra virgen: los polifenoles que contiene aunque no igual, tienen funciones similares a los probióticos, es decir, alimentan esas bacterias buenas y ayudan a su reproducción.

-Agua: el agua ayuda a formar las heces, facilita también su eliminación y propicia la elasticidad necesaria de los intestinos.

-Ejercicio físico: los intestinos son los más beneficiados cuando hacemos ejercicio ya que el movimiento ayuda a sus propios movimientos y resulta eficaz contra el estreñimiento.

Alimentos perjudiciales para los intestinos

Los antibióticos y otros medicamentos: aunque no son alimentos, hay que señalar que son los más dañinos para la flora intestinal, por lo que se recomienda basar nuestra dieta en cereales integrales, verduras y frutas.

-Comida muy procesada: especialmente la que contienen grasas trans, estas grasas son muy difíciles de digerir, duplicando el trabajo intestinal y provocando problemas serios de irritación, colitis aguda, etc, además estos productos tienen una gran cantidad de conservadores y colorantes químicos que nuestros intestinos no saben interpretar y digerir.

-Carne roja, embutidos y lácteos: provocan una excesiva secreción biliar que a la larga daña las paredes intestinales, además estos alimentos necesitan de periodos de digestión largos que sobrecargan de trabajo y provocan mala digestión.

-Alcohol y tabaco: por su poder estimulante son perjudiciales para las paredes intestinales irritándolas, ocurre lo mismo con el azúcar refinada en grandes cantidades.

 

http://www.ostomy.org/files/ostomy_info/diet_nutrition.es.pdf
http://www.worldgastroenterology.org
http://www.botanical-online.com/medicina

 

Alfonso Campos
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725