Importancia de tratar las infecciones urinarias

Una infección urinaria (IU), es una inflamación en las estructuras del aparato urinario, ocasionada por un agente infeccioso o por gérmenes resistentes.

Las infecciones urinarias, pueden llegar a afectar más a mujeres que a hombres en la etapa adulta, debido a la anatomía del sistema urinario de cada uno. Además es una de las enfermedades que se tiene que poner mucho cuidado y tratarlas a tiempo ya que si se complican las personas pueden llegar a desarrollar insuficiencia renal y sufrir algunas otras consecuencias.

El tracto urinario produce y almacena orina, que es uno de los productos de desecho del cuerpo. La orina se produce en los riñones y viaja por los uréteres hasta la vejiga, la vejiga actúa como contenedor para el almacenamiento de orina, y se vacía durante la micción a través de la uretra, que es un tubo que conecta a la vejiga con la piel, la uretra se conecta al extremo del pene en los hombres y a un área por encima de la vagina en las mujeres.

Los riñones son un par de órganos del tamaño de un puño que se encuentran ubicados en la espalda y que funcionan como sistema de filtrado de los desechos líquidos de la sangre y eliminarlos del cuerpo en la forma de orina. Los riñones regulan el equilibrio de diferentes elementos químicos en el cuerpo (sodio, potasio, calcio, fósforo y otros) y controla la acidez de la sangre, también producen algunas hormonas, estas hormonas ayudan a regular la tensión arterial, estimulan la producción de glóbulos rojos y promueven la fortaleza de los huesos. Los uréteres son dos tubos musculares que transportan la orina hacia abajo hasta llegar a la vejiga.

La orina normal es estéril y no contiene bacterias, sin embargo, es posible que bacterias de la uretra logren ingresar a la orina y viajen hasta la vejiga. Las infecciones de la vejiga se conocen como cistitis y las infecciones de los riñones como pielonefritis. Las infecciones de los riñones son mucho menos frecuentes, pero más graves que las infecciones de la vejiga.

Una infección urinaria (IU), es una inflamación en las estructuras del aparato urinario, ocasionada por un agente infeccioso o por gérmenes resistentes. En las infecciones urinarias complicadas, el paciente tiene anomalías funcionales o anatómicas del aparato urinario, alteraciones metabólicas, alteraciones en su respuesta inmunológica.

Síntomas

Cuando ocurre una infección de la vía urinaria, el revestimiento de la vejiga y de la uretra se enrojece e irrita de la misma manera que ocurre con la garganta al contraer un resfrío. La irritación puede causar dolor en el abdomen y en el área de la pelvis y puede ocasionar una sensación de necesidad de vaciar la vejiga con mayor frecuencia, incluso puede intentar orinar y eliminar sólo unas cuantas gotas de orina y/o sentir un dolor urente cuando la orina sale, a veces es posible que pierda el control de la orina. También puede notar que la orina tiene un olor desagradable o que se encuentra turbia.

Las infecciones a menudo generan fiebre y causan dolor en la espalda. Estas infecciones deben tratarse con rapidez porque una puede diseminarse rápidamente al flujo sanguíneo y generar una enfermedad más grave.

Clasificación de las infecciones de vías urinarias

A menudo se clasifican como:

  • Agudas o simples (no complicadas). Son infecciones que ocurren en tractos urinarios normales.
  • Las infecciones en el tracto urinario crónicas (complicadas) ocurren en tractos urinarios anormales o cuando las bacterias que causan la infección son resistentes a muchos de los medicamentos o antibióticos.

Recomendaciones para prevenir infecciones:

  • Beber líquido de manera abundante: Esto favorecerá la diuresis (producción de orina).
  • No retener la orina: Ir al baño siempre que se tengan ganas, aunque esto sea muy frecuente.
  • Incluir en la dieta los arándanos ya que son el mejor complemento para el tratamiento de las infecciones en vías urinarias. Existen varios estudios que han evaluado el papel de los arándanos en la prevención de las infecciones urinarias.
  • Es conveniente evitar el consumo de alimentos que irriten las mucosas que recubren las vías urinarias, dentro de este grupo se encuentra el chile (inflama la vejiga y próstata al eliminarse con la orina), el refrescos (acidifican la orina) y azúcares (debilitan las defensas del organismo).
  • Disminuir el consumo de proteínas animales durante el proceso infeccioso.

 

REFERENCIAS
http://www.urologia-md.com.mx/enfermedades/infecciones-urinarias.php
http://www.infecto.edu.uy/espanol/guiatrat/guiaatb.htm
http://redsalud.uc.cl/ucchristus/MS/RevistaSalud/pielonefritis.act
http://www.hgm.salud.gob.mx/pdf/area_medica/consul/guias_urinarias.pd

Alfonso Campos
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725