Como cuidar nuestro estómago en estas fiestas

El exceso de comida durante estos días de fiesta puede llegar a dañar o tener algún malestar digestivo, por eso es muy importante cuidar nuestro estomago con la ayuda de algunos alimentos y consejos para minimizar los malestares.

Se recomienda consumir estos alimentos antes y después de estas fiestas de navidad y año nuevo para ayudar a prevenir o a mejorar algunos malestares digestivos.

Papaya.- Es muy fácil de digerir y puede calmar los dolores y ardores que pueden provocar algunos alimentos que irritan las paredes del estómago.

Avena.- Ayuda a mejorar la digestión debido a su alto contenido de fibra, además reduce los niveles de colesterol.

Manzana.- Es una deliciosa fruta que contiene altos niveles de fibra insoluble, es rica en pectina y otras enzimas naturales que ayudan al estómago a prevenir muchos malestares.

Canela.- Es muy utilizada para combatir la diarrea y las irritaciones estomacales, también ayuda con los gases que se acumulan en los intestinos provocando dolores y muchas otras molestias, se puede consumir en infusiones y agregándola a los alimentos que se consumen a diario.

Zanahorias.- Son laxantes por lo que resulta útiles para evitar o solucionar el estreñimiento, ya que su consumo favorece una buena regulación intestinal.

Ciruela pasa.- contiene mucha fibra, esto ayuda a aumentar el volumen de las heces y ayuda a que se desechen mejor, además, contienen azúcares fermentables que pueden tener un efecto laxante.

Otros consejos para cuidar el estómago

  • Realizar respiraciones profundas antes de comer para relajar nuestro sistema nervioso asociado con el estrés, esto ayuda a que la digestión se realice correctamente.
  • Tomar la cantidad suficiente de agua, ya que el intestino es un tubo largo resbaladizo y para que funcione correctamente debe estar bien hidratado.
  • Masticar bien los alimentos, se recomiendan tomar bocados pequeños y masticar la comida hasta que esté perfectamente triturada o haya perdido su sabor.
  • Otro hábito recomendable sería no cenar muy tarde, por lo menos tres horas antes irnos a la cama para no sobrecargar al estómago durante la noche, cuando nuestro ritmo vital disminuye.
  • Las sopas de verduras es uno de los mejores tónicos de este órgano, la deberíamos incluir varias veces a la semana.
  • Los cereales integrales, principalmente el arroz, mijo, quinoa, avena, linaza y el trigo.
  • Consumir diariamente frutas y verduras, las mejores son la papaya, la manzana, el aguacate, la calabaza y la zanahoria, entre otras que ya se mencionaron anteriormente.
  • Se recomienda condimentar con jengibre, cúrcuma, canela, hinojo, tomillo, comino, romero, el ajo.
  • Practicar algún deporte o realizar actividad física de manera regular contribuye a regularizar la digestión y a mantener el aparato digestivo en óptimas condiciones.

 

 

http://biosalud.saber.ula.ve/salud/edocs/articulos/estomago.pdf
http://eva.hn/salud/habitos-para-cuidar-tu-estomago/
http://www.elsevier.es/es-revista-pdf

 

Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 883 0904

Cuidados de la mujer después de los 40 años

Los cuarenta se consideran una de las edades más maravillosas para la mujer, en la que se suele sentir bien consigo misma y mucho más serena, pero por otro lado es cuando comienzan a aparecer las secuelas de un mal cuidado de los veinte.

En esta etapa las mujeres inician la llamada transición menopáusica y deben tener claro cuáles son los aspectos de la salud que deben cuidar y vigilar con más atención. Tienen que tener cuidado con lo que se consume y con la actividad física, además de no saltarse las revisiones ginecológicas y los controles médicos necesarios, ya que muchas de las causas de muerte e incapacidad pueden prevenirse o retrasarse con un diagnóstico y tratamiento tempranos, además hacerse exámenes y tests con frecuencia puede ayudar a encontrar problemas antes de que comiencen, por ello es importante hacerse chequeos médicos como:

Revisión ginecológica

Si en las últimas revisiones la citología ha resultado normal, se puede hacer la revisión cada 3 años, eso no indica que se deje de hacer una revisión anual para una exploración ginecológica dado que el control del endometrio y ovarios sigue siendo necesario al empezar con las irregularidades menstruales. Una vez al año, al menos, se debería visitar al ginecólogo.

Control del peso

Es fácil que en esta década, si se descuida el ejercicio, la disminución de estrógenos produzca una redistribución de la grasa corporal. El sobrepeso es uno de los factores de riesgo más importante de posibles complicaciones cardiovasculares, por eso es especialmente importante que:

  • Se incremente la actividad física: 30-40 minutos (3-5 veces a la semana) porque aumenta el colesterol bueno, normaliza los niveles de azúcar en sangre y reduce la tensión arterial, todo ello es beneficioso para el corazón.
  • Mejorar la dieta: Alimentos bajos en grasa y altos en fibra: fruta, verdura, legumbre, cereal, etc.

Colesterol y glucosa

Para vigilar otros factores de riesgo cardiovascular, es recomendable realizar análisis de control del colesterol y glucosa, porque la caída de estrógenos se acompaña de un descenso del conocido colesterol bueno (HDL), con lo que aumenta el riesgo de arteriosclerosis.

Osteoporosis

Si tienes antecedentes familiares con esta enfermedad, puedes también ser candidata. Existe un análisis genético que permite comprobar el riesgo de que lo padezcas o diagnosticarla y, así tomar medidas para prevenir o retrasar los síntomas con una alimentación adecuada y ejercicio.

También es importante saber cómo cambian nuestros órganos a partir de esa edad.

Sistema muscular. Alrededor de los 40 años se inicia una disminución en la masa muscular que se acompaña de un aumento de grasa, lo que ocasiona menor fuerza en los músculos y menor resistencia aeróbica al hacer ejercicio, también disminuye la flexibilidad, conviene resaltar que una gran parte de la disminución del tamaño del músculo que se inicia en esta época de la vida puede evitarse haciendo ejercicio físico en forma regular y teniendo una alimentación balanceada.

Sistema cardiovascular. El sistema cardiovascular se ve afectado por el estrés, las hormonas, el exceso de grasas saturadas y determinadas toxinas como la del tabaco. Los problemas cardiovasculares son una de las primeras causa de mortalidad en las mujeres.

Articulaciones.  Son elementos más complejos del aparato locomotor, se trata de estructuras en partes duras que posibilitan la unión entre sí de dos o más huesos, con la edad, las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles, la producción del líquido dentro de ellas puede disminuir y el cartílago puede empezar a friccionarse y a erosionarse, asimismo, los minerales pueden depositarse en algunas articulaciones (calcificación), particularmente en el caso del hombro, las articulaciones de la cadera y de la rodilla pueden comenzar a perder su estructura (cambios degenerativos), las articulaciones de los dedos van perdiendo cartílago y los huesos se adelgazan ligeramente.

Sistema reproductor. A medida que una mujer envejece, tienen lugar muchos cambios en su aparato reproductor. Para las mujeres, el cese de la menstruación (menopausia) es un signo de envejecimiento, pero no es el único cambio, la menopausia se ve acompañada por un periodo previo de transición denominado climaterio, que se prolonga también por muchos años después de la última menstruación.

Los cambios en el aparato reproductor están estrechamente relacionados con los cambios en el sistema urinario, ya que la calidad de la mucosa del sistema urinario también depende de los estrógenos. Las estructuras de sostén del piso pélvico (músculos y ligamentos) se debilitan, por lo que la aparición de trastornos como la incontinencia urinaria (salida involuntaria de orina) es frecuente.

Se presentan también cambios en el tejido mamario, comienza una disminución del tejido mamario y un aumento de los depósitos de grasa, conforme aumenta la edad, los riesgos de presentar tumoraciones, tanto benignas como malignas (cáncer de mama), incrementan, por lo que es de suma importancia practicarse una mamografía cada 2 años a partir de los 40 años de edad.

 

 

Referencias
http://www.salud.net/guia-de-salud-para-mujeres-de-40-ano/
http://nyp.org/espanol/library/women.html
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/womens.html

 

Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725

Cuidados de la mujer después de los 40 y 50 años

En esta etapa las mujeres inician la llamada transición menopáusica y deben tener claro cuáles son los aspectos de la salud que deben cuidar y vigilar con más atención.

Los cuarenta se consideran una de las edades más maravillosas para la mujer, en la que se suele sentir bien consigo misma y mucho más serena, pero por otro lado es cuando comienzan a aparecer las secuelas de un mal cuidado de los veinte.

En esta etapa las mujeres inician la llamada transición menopáusica y deben tener claro cuáles son los aspectos de la salud que deben cuidar y vigilar con más atención. Tienen que tener cuidado con lo que se consume y con la actividad física, además de no saltarse las revisiones ginecológicas y los controles médicos necesarios, ya que muchas de las causas de muerte e incapacidad pueden prevenirse o retrasarse con un diagnóstico y tratamiento tempranos, además hacerse exámenes y tests con frecuencia puede ayudar a encontrar problemas antes de que comiencen, por ello es importante hacerse chequeos médicos como:

Revisión ginecológica

Si en las últimas revisiones la citología ha resultado normal, se puede hacer la revisión cada 3 años, eso no indica que se deje de hacer una revisión anual para una exploración ginecológica dado que el control del endometrio y ovarios sigue siendo necesario al empezar con las irregularidades menstruales. Una vez al año, al menos, se debería visitar al ginecólogo.

Control del peso

Es fácil que en esta década, si se descuida el ejercicio, la disminución de estrógenos produzca una redistribución de la grasa corporal. El sobrepeso es uno de los factores de riesgo más importante de posibles complicaciones cardiovasculares, por eso es especialmente importante que:

  • Se incremente la actividad física: 30-40 minutos (3-5 veces a la semana) porque aumenta el colesterol bueno, normaliza los niveles de azúcar en sangre y reduce la tensión arterial, todo ello es beneficioso para el corazón.
  • Mejorar la dieta: Alimentos bajos en grasa y altos en fibra: fruta, verdura, legumbre, cereal, etc.

Colesterol y glucosa

Para vigilar otros factores de riesgo cardiovascular, es recomendable realizar análisis de control del colesterol y glucosa, porque la caída de estrógenos se acompaña de un descenso del conocido colesterol bueno (HDL), con lo que aumenta el riesgo de ateriosclerosis.

Osteoporosis

Si tienes antecedentes familiares con esta enfermedad, puedes también ser candidata. Existe un análisis genético que permite comprobar el riesgo de que lo padezcas o diagnosticarla y, así tomar medidas para prevenir o retrasar los síntomas con una alimentación adecuada y ejercicio.

También es importante saber cómo cambian nuestros órganos a partir de esa edad.

Sistema muscular. Alrededor de los 40 años se inicia una disminución en la masa muscular que se acompaña de un aumento de grasa, lo que ocasiona menor fuerza en los músculos y menor resistencia aeróbica al hacer ejercicio, también disminuye la flexibilidad, conviene resaltar que una gran parte de la disminución del tamaño del músculo que se inicia en esta época de la vida puede evitarse haciendo ejercicio físico en forma regular y teniendo una alimentación balanceada.

Sistema cardiovascular. El sistema cardiovascular se ve afectado por el estrés, las hormonas, el exceso de grasas saturadas y determinadas toxinas como la del tabaco. Los problemas cardiovasculares son una de las primeras causa de mortalidad en las mujeres.

Articulaciones. Son elementos más complejos del aparato locomotor, se trata de estructuras en partes duras que posibilitan la unión entre sí de dos o más huesos, con la edad, las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles, la producción del líquido dentro de ellas puede disminuir y el cartílago puede empezar a friccionarse y a erosionarse, asimismo, los minerales pueden depositarse en algunas articulaciones (calcificación), particularmente en el caso del hombro, las articulaciones de la cadera y de la rodilla pueden comenzar a perder su estructura (cambios degenerativos), las articulaciones de los dedos van perdiendo cartílago y los huesos se adelgazan ligeramente.

Sistema reproductor. A medida que una mujer envejece, tienen lugar muchos cambios en su aparato reproductor. Para las mujeres, el cese de la menstruación (menopausia) es un signo de envejecimiento, pero no es el único cambio, la menopausia se ve acompañada por un periodo previo de transición denominado climaterio, que se prolonga también por muchos años después de la última menstruación.

Los cambios en el aparato reproductor están estrechamente relacionados con los cambios en el sistema urinario, ya que la calidad de la mucosa del sistema urinario también depende de los estrógenos. Las estructuras de sostén del piso pélvico (músculos y ligamentos) se debilitan, por lo que la aparición de trastornos como la incontinencia urinaria (salida involuntaria de orina) es frecuente.

Se presentan también cambios en el tejido mamario, comienza una disminución del tejido mamario y un aumento de los depósitos de grasa, conforme aumenta la edad, los riesgos de presentar tumoraciones, tanto benignas como malignas (cáncer de mama), incrementan, por lo que es de suma importancia practicarse una mamografía cada 2 años a partir de los 40 años de edad.

 

Referencias
http://www.salud.net/guia-de-salud-para-mujeres-de-40-a-54-ano/
http://nyp.org/espanol/library/women/chart.html
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/womenshealthcheckup.html

 

Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725

Consejos para cuidar la vesícula biliar

La vesícula biliar es un órgano pequeño, cuya forma se asemeja a la de una pera que está debajo del hígado y ayuda con la digestión de las grasas de los alimentos.

La vesícula biliar es un órgano pequeño, cuya forma se asemeja a la de una pera que está debajo del hígado, el hígado y la vesícula biliar están debajo de las costillas inferiores derechas, la vesícula biliar es una especie de depósito en forma de pera de unos 7 cm de largo por 3 de ancho.

La vesícula biliar concentra y almacena la bilis, un líquido que produce el hígado y que ayuda con la digestión de las grasas de los alimentos conforme pasan a través del intestino delgado. El hígado libera bilis directamente a los conductos que la transportan al intestino delgado se almacena en la vesícula biliar, para ser liberada en otro momento.

Cuando se está produciendo la digestión de los alimentos, la vesícula biliar se contrae y va liberando bilis, imprescindible para el proceso digestivo, especialmente de las grasas, si la cantidad de bilis es insuficiente o se vierte con retraso en el duodeno, la digestión se hace más lenta y difícil, sentimos pesadez en el estómago, hinchazón e incluso, nauseas.

La bilis es un líquido alcalino de color amarillo-verdoso producido por las células hepáticas, entre sus componentes destacan, además de agua, diferentes electrolitos y pigmentos, fosfolípidos, ácidos biliares y colesterol, muchos restos de medicamentos que han sido degradados por el hígado aparecen en la composición de la bilis. Los adultos segregan entre medio litro y un litro de bilis al día. 1

¿Cómo saber cuándo la vesícula comienza a fallar?…

  • Digerimos mal los alimentos como: huevo, leche, helados, café, alcohol, carnes rojas, pescados grasos o fritos en general.
  • Nuestra digestión se hace más dificultosa cuando hace frío, sufrimos estrés o estamos con la menstruación.
  • Tenemos digestiones lentas con eructos frecuentes.
  • Sufrimos hinchazón al terminar de comer, tenemos reflujo, existen alternancias entre diarrea y estreñimiento y a veces, nauseas. 2

Para mantenerla sana y evitar la formación de cálculos biliares, estas son las recomendaciones:

Primero que nada se recomienda no saltarse las comidas o dejar pasar mucho tiempo sin alimento, ya que cuando no hay comida en los intestinos, la vesícula tiene que guardarse la bilis lo que causa que la vesícula se inflame y por lo tanto se dañe con el paso del tiempo. Además se recomienda:

  • Llevar una dieta baja en grasas

Debido a que la vesícula biliar está tan involucrada en la digestión de las grasas, una dieta baja en grasas es la más indicada para reducir el trabajo de la vesícula, esto incluye la eliminación de las grasas trans, las cuales se encuentran en muchos alimentos procesados ​​y de preparación rápida.

Reducir el consumo de grasas y utilizar aceites saludables, como el aceite de oliva o el de semilla de uva, recordando que esos tipos de aceites se deben consumir crudos y no cocidos, por ejemplo el aceite de oliva y el vinagre es una alternativa nutritiva para usarse como aderezo de ensalada.

Una dieta alta en grasas procesadas causa que se acumule el colesterol en la vesícula haciendo que la bilis se haga más espesa y se formen obstrucciones.

  • Cuidarse del estreñimiento.

Una dieta alta en fibra puede ayudar a prevenir enfermedades de la vesícula biliar, la fibra insoluble como la que contiene el salvado y la linaza, pueden reducir el riesgo de problemas de la vesícula, además se aconseja consumir linaza ya que se pega al colesterol y lo “barre” del sistema digestivo.

  • Consumir almendras

Las almendras contienen magnesio y grasas que ayudan a la vesícula a contraerse y liberar sus contenidos con más facilidad. Se recomienda unas 10 almendras al día.

  • Manzanas para la vesícula

Las manzanas contienen fibra soluble llamada pectina que absorbe las toxinas, reduce los niveles de colesterol y previene la formación de cálculos biliares, por ello se aconseja consumir con regularidad manzanas.

Además se recomienda:

  • Comer lentamente y masticar bien.
  • Practicar ejercicio físico de forma moderada y regular.
  • Consumir regularmente frutas, verduras frescas y cereales integrales.
  • Mantener un peso ideal, evitando el sobrepeso y la obesidad.
  • Evitar el cigarro y bebidas alcohólicas. 3

Las recomendaciones mencionadas anteriormente son con el fin de prevenir algún problema relacionado con la vesícula biliar, en caso de ya tenga presente algún padecimiento, las recomendaciones son diferentes.

 

Referencias

1 http://www.vesicula.org/acs/groups/cid/documents/webcontent/002294-pdf.pdf

2 http://www.diariolibre.com/revista/consejos-para-cuidar-la-vescula-2-PMDL269420

3 http://www.aarp.org/espanol/salud/expertos0/elmer-huerta/info-12-2013/como-cuidar-vesicula.html

 

Alfonso Martínez
Naturista y fitoterapeuta

Consultas en línea virtual.
Consultas en Sonora cada dos meses
Consultas en Monterrey cada 60 días
Consultas en México DF cada 45 días
Consultas en Texas cada 120 días
Consultas en Los Ángeles cada 60 días
Consultas en Querétaro cada 60 días
Citas al correo naturistaalfonso@outlook.com
Whatsapp +52 1 222 534 5725